Buscar

Nuevos factores en las decisiones de viaje

Con algunos meses de incertidumbre el sector turístico logró fortalecerse y hoy algo está cambiando en el comportamiento de los viajeros, al menos en lo que se refiere a las decisiones de viaje.


Hoy en día, la seguridad del destino y la certidumbre financiera son los principales aspectos a considerar a la hora de decidir hacer un viaje y son factores que cobran más importancia en la actualidad, por encima del precio. De hecho, la pandemia ha terminado con la idea de que el costo del viaje es lo que impulsa a la compra del mismo.


Y es que tras el cierre de fronteras y el confinamiento generalizado en muchos países, con la consiguiente imposibilidad de viajar y muchos planes pospuestos y, ahora también con los requerimientos para viajar que cambian cada poco tiempo, es lógico que las tendencias en los próximos viajes se dirijan hacia aspectos que tienen que ver con la posibilidad de recuperar el importe en caso de que cambien los planes. Es decir, que uno de cada cuatro viajeros valora más la posibilidad de obtener un reembolso, especialmente en el caso de las aerolíneas (26%) y de los alquileres vacacionales (26%); seguidas de protocolos de limpieza y desinfección ampliados.


Hay ganas de viajar, sí, pero el factor principal en el impulso de reserva ya no es tanto el precio, sino la posibilidad de reservar con proveedores turísticos que cumplan las expectativas en cuanto a seguridad.


Afortunadamente los viajes vuelven, después de la incertidumbre, a ser una de las prioridades de gasto lo que implica que, de cara a los próximos meses, mejoran las previsiones y las preferencias de los viajeros también se inclinan por cambios tanto en la frecuencia como en la duración de la estancia.


La pandemia también ha cambiado las motivaciones de los viajeros. Tras meses de incertidumbre, las tendencias indican que hay un mayor deseo por disfrutar de experiencias nuevas y diferentes. Pero también la preocupación por el medio ambiente, así como por las prácticas sostenibles en los destinos son aspectos muy a tener en cuenta en las decisiones de viaje.


Por lo tanto, no habría que perder de vista, hoteleros y demás proveedores de viajes, que aunque las ganas de viajar vuelven a figurar entre el top de las prioridades, es necesario tener en cuenta que el impulso a la hora de reservar no viene determinado por el precio y que habría que comunicar convenientemente en función de las prioridades y motivaciones mencionadas.




13 vistas0 comentarios